Personal Blog

    gallery/logo_white

    Anónimos en la Red - Facebook y la privacidad, conceptos incompatibles

    Como dice el nombre de esta entrada, hoy hablaremos sobre Facebook y sus recurrentes escándalos y problemas relacionados con la privacidad y la seguridad de los datos de los usuarios. Sin embargo, no daremos nuestra opinión sobre el servicio, si no que haremos un recuento o una bitácora de los distintos incidentes de Facebook relacionados con la privacidad desde que se creó la plataforma hasta el momento de escribir estas líneas. Finalmente expondremos el tema de investigación y los resultados del estudio “Unveiling and Quantifying Facebook Exploitation of Sensitive Personal Data for Advertising Purposes” realizado por estudiantes de la Universidad Carlos III de Madrid.

     

    Desde sus inicios Facebook ha enfrentado una gran cantidad de situaciones (de alguna manera evitables) que han puesto en peligro la privacidad y la seguridad de los datos personales de sus usuarios. Por ejemplo, en 2007, la actividad de los usuarios en otros sitios web (fuera de Facebook) era registrada y capturada para luego agregarla a los perfiles de Beacon, el primer intento de Facebook para monetizar los perfiles de los usuarios. Uno de estos casos era que dentro de Beacon podía aparecer los títulos de las películas vistas por el usuario a través de otra plataforma online totalmente distinta. Fuente.

     

    En diciembre 2009, algo parecido ocurrió, cuando la FTC (Comisión Federal de Comercio de los EEUU) descubrió que había información, que se pensaba era privada, pero en realidad estaba siendo compartida públicamente. Fuente.

     

    En 2013, Facebook anuncia que a causa de un error en el sistema se había expuesto información personal de alrededor de 6 millones de usuarios en aproximadamente un año. Cuando un usuario descargaba su historial de actividad en Facebook, dentro venía incluido la información de contacto (nombre, número de teléfono, email, ubicación) de los usuarios que eran amigos del usuario en cuestión. Fuente.

     

    El escándalo con Cambridge Analytica comienza en febrero del 2014, cuando Aleksandr Kogan crea una tarea dentro de Amazon Mechanical Turk (o AMT, plataforma de crowdsourcing de Amazon). La tarea se trataba de una encuesta que debían completar los usuarios de AMT a cambio de dinero. La encuesta requería que los usuarios descargaran la aplicación thisisyourdigitallife a sus perfiles de Facebook, la cual requería acceso a su información de perfil, contactos, mensajes privados, entre otros.

     

    En diciembre 2015, Facebook se entera que la data que está siendo recolectada por la aplicación de Kogan estaba siendo compartida con Cambridge Analytica. En ese momento Facebook bloquea la aplicación de su plataforma y pide a Cambridge Analytica que elimine toda la data recibida por la misma.

     

    En marzo 2018 una información anónima sale a la luz y es publicada por The Guardian, en donde reportan que inicialmente unos 50 millones de perfiles de usuarios de Facebook habían sido recolectados por Cambridge Analytica, esta cantidad fue más tarde actualizada a 87 millones. Después se informa que la información anónima viene del creador de la aplicación thisisyourdigitallife. Esta persona aclara que la información de los usuarios fue capturada a través de esta aplicación para luego ser vendida a Cambridge Analytica, y que con esta se desarrollaron perfiles “psicográficos” de los usuarios, para luego enviarles propaganda pro-TrumpFuente.

     

    En abril 2018, reportes indican que Facebook le otorga permisos sobre el control de la información personal de los usuarios a Mark Zuckerberg y otros ejecutivos con altos rangos dentro de la empresa. Este tipo de permisos no los tendría un usuario normal. Los mensajes enviados por Zuckerberg a otros usuarios podían ser eliminados de sus bandejas de entrada de forma remota. Esto fue casi un año antes de implementar la habilidad de eliminar mensajes enviados en Facebook Messenger. Fuente.

     

    En abril 2018, se reporta que Facebook anuncia que usuarios malintencionados abusan de la función de búsqueda de Facebook para recopilar información de los perfiles de usuario. Esta vulnerabilidad pudo haber afectado a sus casi 2 mil millones de usuarios alrededor del mundo. Fuente.

     

    En Junio 2018 se reporta que Facebook mantuvo convenios en el que se compartía data con distintas compañías como Apple, Amazon, BlackBerry, Microsoft y Samsung. Estas compañías podían obtener información de los usuarios que les permitía desarrollar “la experiencia Facebook” en sus dispositivos. También les permitía tener acceso a información de los amigos del usuario, incluso si esta persona había aumentado las medidas de seguridad y privacidad en sus perfiles de Facebook. Fuente.

     

    En septiembre 2018, Facebook reporta una violación de seguridad en su sistema en la que se ven afectados 50 millones de usuarios. La vulnerabilidad se origina en la opción “ver como” de los perfiles de usuarios. Los atacantes encontraron una manera de exportar tokens de acceso, los cuales pueden ser usados para obtener el control sobre las cuentas de los usuarios. Fuente.

     

    En diciembre 2018, una vulnerabilidad fue expuesta dentro del API Facebook Photo, la cual expuso fotos privadas de unos 7 millones de usuarios. Fuente.

     

    En enero 2019, se descubre que Facebook estaba explotando un error dentro de las políticas de privacidad de iOS en el que distribuían una aplicación de búsqueda utilizando certificados de tipo enterprise. Con este tipo de certificados, la aplicación podría tener derechos “root” o acceso completo a la información del dispositivo, como rastreo constante de la geolocalización, mensajes y archivos multimedia de otras aplicaciones en el dispositivo, etc.

     

    En enero 2019, TechCrunch reporta y expone el programa “Facebook Research” en el que pagaban 20$ mensuales a usuarios de entre 13 y 35 años para instalar una aplicación VPN que permitía a Facebook recuperar prácticamente toda la información sobre cómo se utilizaban los teléfonos de los usuarios. Facebook indicó inicialmente que alrededor del 5% de los usuarios eran jóvenes y menores de edad, sin embargo dos meses después se descubre que en realidad se trataba de un 18%Fuente.

     

    En marzo 2019 Facebook informa sobre una brecha de seguridad de la cual resultan entre 200 y 600 millones de contraseñas de usuarios almacenadas en texto plano (sin ningún tipo de protección), afectando usuarios de Facebook, Facebook Lite e Instagram. Se indica que las contraseñas nunca fueron visibles para nadie fuera de la empresa, sin embargo alrededor de 20000 las empleados tenían acceso a ellas. Fuente.

     

    En abril 2019, investigadores descubren bases de datos expuestas públicamente y que contenían alrededor de 150 GB de información de alrededor 540 millones de usuarios de Facebook. Fuente.

     

     

     

    Podemos ver que la seguridad y la privacidad de los datos confidenciales y potencialmente sensitivos de los usuarios no es algo que se tome como prioridad para esta plataforma de la cual así todos hemos sido parte alguna vez. Esto ha sido tema de polémica y estudio en los últimos años y una de las razones por la cual las reglamentaciones y leyes regionales sobre la protección de la data e información privada de usuarios del internet está cambiando rápidamente.

     

    Por otra parte, un estudio realizado por José González Cabañas, Ángel Cuevas, y Rubén Cuevas de la Universidad Carlos III de Madrid titulado “Unveiling and Quantifying Facebook Exploitation of Sensitive Personal Data for Advertising Purposes” en donde los investigadores desarrollan una aplicación para detectar si Facebook utiliza información del perfil, ubicación y data sobre “likes” de los usuarios para luego enviarles publicidad dirigida, violando así la GDPR (legislación europea sobre protección y privacidad de la data online).

     

    En el estudio los investigadores descubrieron que Facebook otorga a los usuarios “etiquetas” dependiendo de sus gustos, páginas a las cuales siguen o dan likes, temas de interés, grupos de amigos, orientación sexual, ubicación, preferencias políticas, religión, raza, poder adquisitivo, entre otras cualidades, todas consideradas como información sensitiva del usuario. Al recopilar toda esta data, se crea un “perfil” que contiene todas las características que hacen único al usuario, sin que el mismo tenga conocimiento de él.

     

    A través de Facebook Ad Manager (plataforma para crear y administrar campañas publicitarias en Facebook), una empresa, asociación o persona puede lanzar una campaña y al momento de configurar la misma éste puede elegir las etiquetas o los intereses de las personas a las cuales la campaña irá dirigida. En otras palabras, Facebook vende a las empresas el “perfil” basado en los intereses de los usuarios utilizando la data que ha sido recopilada sin su permiso anteriormente para que el mismo sea explícitamente víctima de una campaña dirigida, en donde explotan la susceptibilidad del usuario de consumir el producto o la idea que esta vende.

     

    En los resultados del estudio, alrededor de un 73% de los usuarios de Facebook en Europa estaban siendo etiquetados (y su data recopilada sin autorización) a través de este sistema, esto representa un 40% de la población europea. También fue parte del estudio calcular el precio que podría pagar un tercero con malas intenciones para revelar la identidad de un usuario cualquiera de Facebook, simplemente por las etiquetas que se le han otorgado a través de este sistema, el resultado fue de la mínima suma de €0,015 por usuario. Esto se debe a que el sistema puede otorgar etiquetas que contengan información potencialmente sensitiva (raza, orientación sexual, ubicación, opiniones políticas, entre otros) las cuales pueden exponer la identidad de un usuario en la red.

     

    Crees que merece la pena seguir alimentando esta red social con tus datos, siendo tú el producto principal?

     

     

    ~ Boris Antonio